Publicidad

De acuerdo a la encuesta “Actitudes hacia minorías sexuales y de género alrededor del mundo” llevada a cabo en 77 países por la Asociación Internacional LGBTI (ILGA, por sus siglas en inglés), América Latina es junto con Europa del Oeste, la región más abierta a la diversidad sexual en el mundo. Al mismo tiempo, Medio Oriente y el Norte de África son la regiones con más actitudes hostiles hacia las personas homo, bi y trans.

En México, como parte de dicho estudio, se encuestó a 3,716 personas mayores de 18 años, quienes respondieron preguntas sobre derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans incluyendo temas como criminalización, discriminación en el lugar de trabajo, religión y protección legal.

Un 58% dijo conocer a alguna persona homosexual (hombre o mujer) y un 47% dijo conocer a una persona trans (hombre o mujer), los cuales tuvieron mayor probabilidad de mostrar simpatía por el respeto a los derechos de las “minorías sexuales y de género”, como fueron llamadas las personas LGBT en la encuesta con el fin de poder usar lenguaje estandarizado en todas las regiones.

 

Otros datos interesantes fueron:

  • 84% dijo que los aceptaría sin problema tener vecinos gays o lesbianas.
  • 66% está de acuerdo en que los derechos de las personas LGBT deberían estar protegidos en el lugar de trabajo.
  • 63% mencionó que sí es posible respetar su religión y al mismo tiempo respetar a las personas gays

En prácticamente todas las cifras hay resultados positivos, lo cual muestra que a pesar de las duras campañas que los conservadores han emprendido en contra de nuestra comunidad desde el año pasado, vamos ganando la batalla por el respeto a nuestros derechos.

Sin embargo, debemos seguir convenciendo a ese tercio de la población que no ha comprendido que buscamos igualdad y no privilegios. Aunque pareciera una cifra pequeña, 13% de los encuestados creen que ser homosexual debería ser un hecho criminal, lo cual es alarmante. Los resultados completos pueden ser descargados de esta página, aunque por el momento sólo están disponibles en inglés.

Rumbo al 2018, no debemos permitir que ninguna organización o partido política diga mentiras sobre nosotros, lo cual podría dañar el apoyo a nuestros derechos como ha pasado en otros países incluyendo Australia, Colombia y Polonia, donde con tal de ganar votos, los conservadores endurecieron su intolerancia hacia la población LGBT.

Y tú ¿qué opinas?