La Comunidad LGBT ha mostrado tristeza ante este hecho...

El gobernador de Bermudas, John Rankin, aprobó una ley por la que ya no se permitirá en la isla matrimonios del mismo sexo.

Bermudas se convirtió en el primer país del mundo en legalizar el matrimonio igualitario y después, prohibirlo. El gobernador John Rankin firmó la “Ley de Uniones Domésticas” que da marcha atrás al matrimonio del mismo sexo después de que el año pasado la Corte Suprema de la isla le diera el visto bueno a la anterior ley.

Esto aplica también para los cruceros, que tenían paquetes para realizar bodas en aquel país. En Bermudas los matrimonios del mismo sexo estaban permitidos desde mayo de 2017, después de que fuera llevada al alto tribunal por el ciudadano bermudeño Winston Godwin y su marido, el canadiense Greg DeRoche, al no ser reconocidos por el registro general de la isla.

La “ley de Uniones Domésticas”, no permitirá el matrimonio pero sí “una unión libre en la que tendrán los mismos derechos“, dijo Walton Brown, ministro de Asuntos Nacionales de Bermudas. Brown agregó que, sin embargo, bajo la nueva legislación firmada los seis matrimonios del mismos sexo que se han llevado a cabo en la isla entre la decisión de la Corte Suprema, en 2017, y la suspensión del permiso también “seguirán siendo reconocidos bajo la nueva ley“.

La decisión ha despertado la oposición de varios grupos de defensa de los derechos de grupos LGBT que consideran ilegal el hecho de que se permita y luego se niegue. A su vez, Brown señaló que la mayoría de los ciudadanos de Bermudas están en contra de los matrimonios del mismo sexo.

“La nueva ley reconoce y protege a las uniones entre personas del mismo sexo pero no se podrán casar, lo que permitirá que pueden heredar en el caso de que no haya testamento o, por ejemplo, también tomar decisiones médicas en nombre de la pareja”

Un día triste para Bermudas

La pareja gay que ayudó a lograr que Bermudas permitiera los matrimonios entre personas del mismo sexo se mostró “profundamente triste“. En declaraciones a medios locales, Winston Godwin dijo que “Fue un día triste para Bermudas y para los derechos humanos“.

A su vez, se dirigió a los grupos de defensa de los derechos de grupos LGBT de Bermudas, a los que recordó que él y su marido son “la cara de este caso y los hemos representado a cada uno de ustedes para dar voz a quien no la tenía”.

“Por ustedes fuimos capaces de marcar la diferencia en la vida de varias parejas y eso es algo que hoy no se debe olvidar y restar importancia. Todos fueron amados y merecedores de amor”, concluyó.

Y tú ¿qué opinas?