El Heraldo de México

Además, abolirá el aborto como práctica legítima en la capital del país.

Como parte de su discurso de precampaña, Míkel Arriola, precandidato por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, criticó la apertura de administraciones inclusivas al frente de la capital del país. Por si fuera poco, advirtió que la familia (la heterosexual, obviamente) será su prioridad.

Arriola, quien representará oficialmente al PRI en las próximas elecciones de la Ciudad de México prometió ante más de cuatro mil delegados priistas que su gobierno echará para atrás años de trabajo a favor del respeto e inclusión para la comunidad LGBT en la sociedad mexicana, así como a lo que respecta a la adopción homoparental.

Someteré a consulta pública todos los temas que nos dividen como ciudadanos, como son la mariguana recreativa, el aborto, la adopción y el matrimonio entre parejas del mismo sexo para que ahora sí todas las voces sean escuchadas

dijo Arriola.

En otro momento de su discurso, el que fuera Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) arremetió en contra de los gobiernos anteriores (del PRD y Morena), quienes fomentaron “el desprecio profundo por los valores y esto ha llevado a la sociedad al caos que hoy impera”.

Cabe destacar que en el cierre de precampaña de Míkel Arriola estuvo presente activamente José Antonio Meade Kubrireña, actual precandidato por el mismo partido a la silla presidencial, quien demostró abiertamente su apoyo a las decisiones de Arriola en relación al combate del priista bajo un principio de prevención de las adicciones y blindaje al núcleo familiar heteroparental.

Con estas decisiones algunos políticos tratan de ganar votos sin interesarse por el bienestar real de la sociedad y la inclusión de todos sus integrantes. Parece que no han entendido que en una familia no importan las preferencias e intereses de sus miembros si en el fondo lo que falta es amor, respeto y comprensión.