La ignorancia no tiene límites, está vez los conservadores en Paraguay, han decomisado cientos de lo que ellos consideran “muñecas trans”.

Publicidad

La denuncia de un “padre consternado” ha llevado a un grupo de conservadores en el municipio de Ciudad del Este, en el departamento de Alto Paraná, Paraguay, ha decomisado cientos de juguetes por ser lo que ellos consideran “muñecas trans”. Todo debido a que según ellos el color de la caja y su ropa (rosa) no concordaba con los genitales del muñeco (masculinos).

Debido a la denuncia las autoridades municipales determinaron que estos muñecos  entorpecían la educación de los niños, eran nocivos para su desarrollo armónico e integral y además afectaban la percepción natural de la sexualidad humana, lo que constituye un abuso infantil.

“Esta es la muñeca transexual que se comercializa en el microcentro de CDE y que personalmente fui y compré para corroborar. Como pueden observar, la apariencia, el rostro, la vestimenta, es de un bebé de sexo femenino, pero sin embargo al quitarle la ropa se observan sus genitales masculinos. En la caja menciona que esta muñeca hace pipí, pero lo hace con un órgano distinto al que debería tener. Esto es parte de la ideología de género, que dice que el niño puede escoger ser niño o niña independiente a su sexo biológico, promocionando el transexualismo desde la más tierna edad”.

Escribió la activista pro familia y candidata a diputada nacional, Dannia Ríos Nacif.

Los comercios que vendían los muñecos han sido clausurados y recibirán sanciones administrativas, lo peor es que en redes sociales, los conservadores se han mostrado completamente indignados con los muñecos, apoyando las acciones de las autoridades; al parecer nadie había visto un bebe con pene antes o leído la caja en donde claramente se especifican las características del muñeco.

El incidente es completamente ridículo y el querer culpar a la comunidad LGBT+, por no poder comprar el muñeco correcto, lo es aún más.

 

Y tú ¿qué opinas?