Foto: Orgullo LGBT

Dice Muslim Ayub que somos un mal ejemplo por besarnos en público y andar de la mano y bla bla bla bla bla…

Muslim Ayub, político indonesio miembro del Partido Mandato Nacional Islámico (PAN), propone en su agenda política establecer una normatividad para que los homosexuales, transexuales, lesbianas y todo el mundo LGBT en Indonesia sea sentenciado a muerte o al menos a cadena perpetua.

Durante un debate en la Cámara de Representantes de Indonesia se analiza un proyecto de reforma a tres artículos del Código Penal de dicho país, lo cual podría afectar a la población LGBT indonesa.

Muslim Ayub

Aunado a estas previsiones, el diputado del PAN (¿qué tienen estas siglas contra nosotros 🙁 ?) denostó a la comunidad LGBT de ese país criminalizándolos a partir de su orientación sexual.

Durante la revisión de las enmiendas propuestas al Código Penal, Ayub quiso llevar más allá la penalización señalando que deberían de establecerse castigos específicos en contra de la población LGBT.

No estamos satisfechos. Queremos que una sentencia de muerte o una entencia de cadena perpetua tenga un efecto disuasivo sobre la comunidad LGBTI

afirmó el diputado Ayub.

Los activistas locales a favor de las personas de la diversidad sexual demostraron su preocupación ante la penalización, ya que Ayub también quiere imponer sanciones a las persona que “promuevan comportamientos LGBTI” (en otras palabras, todas las personas que respeten y no discriminan a otros por sus preferencias sexuales).

Alguien dígales a Ayub y compañía que ya se descubrió el fuego, que la Tierra es redonda y que ser gay es de los mayores placeres de la vida.

Y tú ¿qué opinas?