Parace que la ciencia ha avanzado para poder cumplir el deseo de muchas mujeres trans de convertirse en madres.

Una mujer, que había nacido sin útero dio a luz a un varón gracias a un trasplante de una donante viva el año pasado. Hasta ahora, solo en Suecia se había logrado exitosamente este procedimiento, que es una fuente de esperanza para las mujeres que no pueden tener hijos, así como para mujeres trans que sueñen con la posibilidad de ser madres de forma natural.

Esto le pasó por la cabeza a Caleb Wilvich, de 29 años, que emocionada sintió la noticia y comenzó a soñar. Wilvich, nacido varón, se ha identificado a lo largo de su vida como como genderqueer y transfemenino, hoy vive su lado más femenino a la fecha, avivando un sueño que parecía lejano y que hoy gracias a ese procedimiento, podría ser posible.

Muchos han asegurado que los úteros para personas transexuales estarán listos para 2020, siendo cada vez más cercano esa fecha, y ahora con la prueba de que es viáble la reproducción, se vuelve más y más cercano esta realidad. 

“Hay mucho espacio para trasladar el órgano, pues hombres y las mujeres tienen la misma cantidad de vasos sanguíneos”, dijo el presidente de la Sociedad estadounidense de Medicina Reproductiva (ASRM), Richard Paulson. Durante la reunión anual de la ASRM en Texas, el medico indicó que no hay ninguna razón anatómica en el cuerpo que impediría el reubique uterino. Sin embargo, especificó que para una persona trans, el nacimiento solo podría ocurrir por cesárea y no por parto natural.

El doctor aseveró que los pacientes tendrían que recibir hormonas para responder a los cambios que suceden cuando una mujer se encuentra en gestación. El trasplante de útero es una técnica quirúrgica, que no tiene muchos años de practica y que a su vez trae grandes complicaciones cuando se efectúa en mujeres, que implicaría mayores riesgos en personas que cambiaron del sexo. 

Sin duda, habrá que esperar hasta que esto sea una realidad para poder entender la complejidad que todo esto conlleve.