La patrulla Rainbow, como se le conocerá, representa el apoyo hacia la comunidad LGBT por parte del cuerpo policial.

Una importante relación es la que se ha cultivado en Nueva Zelanda, el cuerpo policial y la Comunidad LGBT han formado una alianza de apoyo para  evitar cualquier acto de discriminación y violencia. Es por eso, que la Policía de Nueva Zelanda representará su fuerza en el Desfile de Orgullo y a los eventos de la semana del Pride Parade.

Participarán con un automóvil que refrenda este compromiso de proteger la dignidad de cada persona LGBT. Mike Bush, el encargado de la policía declaró que “es una representación visible del valor de la diversidad para la policía“.

“Como organización, buscamos alentar al personal a ‘que sean quiénes son’ y ‘no perder lo que son’ cuando se convierten en agentes de policía… es importante alentar al personal a mostrar orgullo por las comunidades que representan. Somos una organización diversa y estoy orgulloso del trabajo que hemos realizado en los últimos años para establecer relaciones con la comunidad LGBTIQ +… También aliento a los miembros de la comunidad LGBTIQ + a que se unan a nosotros como futuros reclutas de la policía como parte de nuestra campaña de reclutamiento actual.” señaló.

El automóvil Rainbow será acompañado por elementos de la policía durante el desfile que se llevará acabo el 17 de febrero y volverá a sus colores habituales terminando estos eventos.