Foto: Facebook Helena Films

El asesinato de una famosa transgénero revelará desde el miedo del poder político hacia las nuevas visiones de familia y sexualidad hasta los celos casi asesinos de la comunidad gay.

Publicidad

Se trata de Madorilyn Crowford, la más perfecta combinación de Madonna y Marilyn Monroe en los escenarios. Tras el descubrimiento de su cuerpo torturado y violado, se desatan una serie de furias desde la comunidad gay, unida pero envidiosa, que exige respuestas sobre el caso; una Fiscalía que actúa más por mantener su “buen nombre” que por hacer justicia y un aparato político (no sólo de políticos) dispuesto a ridiculizar el hecho para negar una realidad latente en un país conservador.

No solo estrellas de la actuación nacional, como Ana Soler y Víctor Hugo Ruiz, hacen que Selección Natural asegure calidad, sino que la producción brilla con la escarcha que sólo las chicas trans le pueden poner a una pantalla. Actrices nuevas en la escena como Ashly Nicol Sueskun o ya fogueadas en el show mediático como la misma Madorilyn, además de influenciadores LGBTI como Noah Georgeus, primer youtuber trans de Colombia, dejan una estela que descubre los verdaderos dilemas que enfrenta la comunidad en el mundo real con la mejor estética queer.

Foto: Facebook Helena Films

Selección Natural es, ante todo, sinceridad. Denuncia cómo ven la justicia y la política a la comunidad LBTI. Explica los conflictos de closet y la insostenible idea de la familia perfecta. Es sincera con los celos de la comunidad transgénero y gay, más allá de la felicidad y unión típicas que se muestran en otros espacios, dejando el idealismo, tarea ya de por sí épica, para convertirse en una crónica de la vida real de sus personajes. De todos nosotros.

Al mejor estilo de House of Cards, los intríngulis dentro del poder o las amistades de Madorilyn y el suspenso sexy de los dramas judiciales tipo White Collar (la cuota libidinosa la pone Guillermo, el fiscal encargado del caso que esconde una doble vida gay), van dándole forma a una producción perfectamente trabajada, que, ya antes de su estreno, fue nominada como mejor serie web en el Roma Web Fest, que premia los mejores contenidos digitales en formato cinematográfico,  por su calidad audiovisual.

No sabemos si la serie se convertirá en ese bálsamo necesario para un país tan educado por la pantalla y las telenovelas, pero sí que los colombianos encontraron una pista de lo que sucede allá, afuera de sus sábanas ¿o muy dentro?

Sus capítulos cortos y gratuitos en YouTube destapan la doble moral de un país conservador que se resiste a aceptar la diferencia, una que está luchando para sobrevivir y ganar, pues sólo sobrevive el más fuerte, ¿lo logrará?

Aquí puedes ver el primer capítulo:

Y tú ¿qué opinas?