Según especialista, la falta de autoaceptación y el rechazo causan trastornos emocionales en la juventud LGBTQ. / Foto: Tumblr

Descubre cuál es el trastorno alimenticio más común en la juventud LGBTQ, así como otros datos alarmantes que reveló un estudio realizado por The Trevor Project y la Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios de EE. UU.

Es muy probable que tod@s conozcamos a una o más personas que han tenido —o aún tienen— algún trastorno alimenticio. De hecho, es muy probable que mucha gente que lea esto haya tenido —o tenga— uno, según los datos que arrojó un estudio realizado por The Trevor Project, organización estadounidense cuya misión es erradicar el suicidio en la juventud LGBTQ, así como brindar apoyo a jóvenes de la comunidad que se encuentren en crisis.

El estudio: «Trastornos alimenticios en la juventud LGBTQ»

The Trevor Project hizo mancuerna con la Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios de EE. UU. (NEDA, por sus siglas en inglés) y Reasons, un centro de salud donde tratan trastornos de este tipo. Estos son algunos de los datos que ahora conocemos gracias al estudio que realizaron, en el cual participaron 1034 jóvenes de entre 13 y 24 años que se consideran parte de la comunidad LGBTQ y viven en Estados Unidos.

Anorexia: el trastorno más común

La anorexia causa que una persona pierda más peso de lo que se considera saludable para su edad y estatura, a través de dietas o ejercicio en forma excesiva. De acuerdo con el estudio, la anorexia es el trastorno alimentario más común entre la juventud LGBTQ de EE. UU., independientemente de la orientación sexual.

Juventud transgénero tiene un alto número de diagnósticos.

71 % de los encuestados que eran transgénero y se identificaban como heterosexuales han sido diagnosticados con un trastorno alimenticio, siendo anorexia el más común.

L@s bisexuales: la segunda población LGBTQ con más tendencia a tener un trastorno alimenticio

51 % de los encuestados que se consideran bisexuales han sido diagnosticados con algún trastorno alimenticio. Urge que se realicen este tipo de investigaciones en todos los países, para saber cuál es la situación de cada uno y ver qué medidas deben tomarse para ayudar. Porque no solo hay trastornos alimenticios entre la juventud LGBTQ, también hay pensamientos suicidas.

De toda la población LGBTQ encuestada, las mujeres cisgénero fueron las más propensas a tener un trastorno alimenticio.  Foto: Shutterstock

Los jóvenes con trastornos alimenticios tienen más pensamientos suicidas.

De acuerdo con el estudio, 58 % de los encuestados que alguna vez fueron diagnosticados con algún trastorno alimenticio aceptaron haber pensado en suicidarse. Y quienes más pensamientos suicidas tienen, son aquellos que han sido diagnosticados con bulimia. Aquí algunas cifras más específicas:

  • 96 % de los diagnosticados con bulimia han pensado en el suicidio
  • 66 % de los encuestados que han pensado en suicidarse han sido diagnosticados con un trastorno alimenticio
  • 34 % de aquellos que han intentado quitarse la vida en los últimos 12 meses fue diagnosticado alguna vez con trastorno alimenticio.

Estos datos solo son de esta encuesta realizada en poco más de 1000 personas que viven en Estados Unidos. ¡Ahora imagínense cómo ha de ser en el resto del mundo!

Falta de autoaceptación y el rechazo: los presuntos culpables

Según la psicóloga Diana Cover, «al no poder vivir su sexualidad, las personas de la comunidad LGBT sufren abandono y eso lleva a una ansiedad extrema y depresión que deriva en otros problemas de salud». Y según la NEDA, otras de las razones por las que la juventud LGBTQ tiene trastornos alimenticios o pensamientos suicidas son el bullying o la discriminación que sufren por su identidad de género o su orientación sexual, así como el rechazo por parte de familiares y/o amigos.

Si tienes algún trastorno alimenticio, por favor pide ayuda. Aunque a veces parezca que nadie te entiende, solo es cuestión de tiempo para que las cosas mejoren. Pueden leer el estudio completo aquí.

Con información de The Trevor Project, Medline Plus, EFE y NEDA.

Por favor cuídense y que viva el amor.