Foto: Mediaset

Porque los buenotes también tienen su corazoncito (sí, sí, debajo de esos sudorosos, peludos, mordibles, lamibles pectorales, pero lo tienen).

En el porno también hay lugar para el amor. Y si no nos creen, pueden comprobarlo por ustedes mismos por medio de esta pareja de actores que decidieron dar el sí en el altar frente a decenas de invitados a su boda.

Ruggero Freddi es un profesor de matemáticas que enseña en la Universidad La Sapienza de Roma; durante muchos años trabajó en la industria para adultos y que hace unos días contrajo nupcias con Gustavo Leguizamon, otra estrella del porno gay.

Foto: Pink News

Ruggero era conocido en el ambiente como Carlo Masi. Al evento asistieron familiares y amigos de la pareja, así como otros actores y actrices del gremio que decidieron presenciar el sello amoroso de la relación de este par de guapos.

Foto: Pink News

Ruggero finalmente abandonó el porno en 2013. Regresó a Italia y allí consiguió un título de maestría en Matemáticas.

Foto: Pink News

Todo el evento estuvo lleno de amor. Todavía estoy tan emocionado.

asegura Ruggero en entrevista con Pink News.

En Italia, la unión civil está permitida, no así las bodas religiosas.

Foto: Pink News

Ruggero cuenta cómo conoció a su ahora esposo:

Gustavo y yo nos conocimos durante el rodaje de su primera película en Sacramento. Siendo la estrella más grande de la compañía, me presenté esperando que un recién llegado supiera quién era, pero fingió que no sabía. Así que me enojé, me enojé y me enamoré

Foto: Pink News

Salimos juntos, así que hablé con el productor y le pregunté si podía filmar una escena con él.

Foto: Pink News

Un mes después, la noche antes de filmar juntos la escena, dormimos juntos y nos enamoramos. Por supuesto, nadie nos tomó en serio. Una historia de amor nacida en un set porno dura tanto como una rosa: tres días. Pero 12 años después, aquí estamos.