'Una mujer fantástica': ¡imperdible! / Foto: El antepenúltimo mohicano

Tienen que ver Una mujer fantástica: ganó el Óscar por Mejor Película Extranjera y refleja con maestría los distintos tipos de discriminación, rechazo y maltrato a los que se enfrentan las chicas trans.

Hace unos años viví en Chile. Amo ese país. Amo sus paisajes, su literatura y sus películas. Por eso me alegré muchísimo cuando vi que Una mujer fantástica, del director Sebastián Lelio, había ganado el Óscar por Mejor Película Extranjera. Lo mejor: la actriz Daniela Vega se convirtió en la primera mujer transgénero en presentar una de las canciones nominadas de la noche en dicha ceremonia, obteniendo una visibilidad sin precedentes tanto para ella como para Chile.

Lo que más me impresionó de la película fue la cantidad de maneras en las que Marina Vidal (Daniela Vega) es discriminada, rechazada o maltratada por su identidad de género; también es muy duro ver cómo otras personas —y las instituciones— se rehúsan a respetar esta identidad, incluso en la vida real.

Aquí algunos ejemplos (si no la han visto, tranquil@s, no hay spoilers):

El nombre con el que ella se identifica no aparece en su cédula de identidad.

En la película, un carabinero (así se les dice a los policías en Chile) le pregunta a Marina cuál es su nombre. Ella dice: «Marina». Acto seguido el carabinero le exige que le muestre su identificación. Después de verla, le restriega que Marina no es su nombre real; esto es un claro ejemplo de humillación, y lo peor es que quien lo hace es alguien que, supuestamente, debería cuidarnos o protegernos.

Muchos de los otros personajes la miran con desprecio, con asombro, con asco.

Un carabinero, un doctor, una señora, uno, dos, tres tipos… todos la miran de pies a cabeza como si fuera algo extraño o un adefesio. Es muy duro ver cómo miran a Marina. Ella tiene que soportar esas miradas, pero es una mujer fuerte y lo aguanta con tal de ser quien es y de no ir en contra de su esencia. Es admirable. Si eres de l@s que se quedan mirando a una persona trans: sí, es una persona trans, supéralo y por favor, sé más respetuos@.

La ven en lugares escondidos.

En algún momento de la película, Marina debe entregar un coche. Lo raro es que al llegar, un elemento de seguridad le indica que baje hasta el sótano, estacione el coche ahí y espere a que la persona que va a ver se encuentre con ella en ese sitio. O sea, la persona con la que va a verse no quiere que nadie la vea en compañía de Marina, entonces da instrucciones de que ella se dirija al sótano, donde es poco probable que alguien más esté. Es muy triste, yo lloré como tres veces durante la película.

Le hablan como si fuera hombre a pesar de que ella habla de sí misma en femenino.

Marina se refiere a ella como mujer, pero cuando lo hace, otros personajes terminan los adjetivos con la letra o, en lugar de con la a. También dicen que tienen que hablar con él, en lugar de decir con ella. Esto también se me hace muy humillante: ha de ser muy triste que no respeten tu identidad de género. Por favor, tú sí hazlo.

Estar con ella «puede ser delicado».

En la película, varias personas no quieren ser vistas con Marina, mucho menos ser relacionadas con ella porque «puede ser delicado». O sea, esta película da a entender que gran parte de la sociedad chilena rechaza y no reconoce a las personas trans; las ven como algo no deseado, algo que miran de arriba abajo con asombro. Incluso una personaje le dice que cuando la mira, no sabe qué es lo que ve.

Daniela Vega interpreta a Marina en ‘Una mujer fantástica’. / Foto: La Prensa

Daniela Vega salió a representar a Chile con nombre masculino en su pasaporte. Sí, ¡esto sucede en la vida real!

En una entrevista con la revista Caras, Daniela contó algo con lo que debe enfrentarse en la vida real cada vez que sale de Chile:

«¿Dónde están mis derechos? Yo salgo de Chile a representar a mi país con un nombre masculino en mi pasaporte y eso me trae problemas todos los días cada vez que viajo. Cuando entro a otro país me preguntan por qué me llamo así».

Ya había visto películas donde la personaje principal era una mujer trans, pero sin duda Una mujer fantástica es mi favorita hasta ahora, tanto por el guion, las actuaciones, la dirección y todos esos ejemplos que el filme nos muestra de cómo, para una mujer trans, las cosas son mucho más complicadas. Toda mi admiración y respeto para ellas.

Vayan tod@s a ver esta peli. Hace poco, alguien a quien quiero mucho dijo que para él, las personas trans eran «enfermos». Yo le contesté que antes también se consideraba que los gays o las lesbianas estaban «enfermos», y le dije que ojalá fuera a la expo LGBT+ en el Museo Memoria y Tolerancia, para ver si así se quitaba esos prejuicios. Dudo que la persona vaya a la expo, pero sin duda voy a recomendarle esta película. Con suerte podrá sensibilizarse y comprender que el mundo es muy diverso y que tod@s tenemos derecho de elegir nuestra orientación sexual, así como actuar acorde con nuestra identidad de género.

No se pierdan Una mujer fantástica. Les juro que esta peli tocará fibras sensibles y no l@s dejará indiferentes. ¡Que viva el amor!