¿Qué es la PrEP para prevenir el VIH?
¿Qué es la PrEP para prevenir el VIH?

En los últimos meses una nueva expresión se ha incorporado al vocabulario de muchos gays en Estados Unidos y otros países anglosajones: PrEP o Pre-Exposure Prophylaxis.

La PrEP es una forma de prevenir el VIH que consiste en que personas que no viven con el virus, tomen diariamente un medicamento antirretroviral llamado Truvada®, que de acuerdo a diferentes estudios, tiene una efectividad de casi el 100% para prevenir la transmisión del VIH entre hombres gays y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

El problema es que ni en México ni en otros países de América Latina está disponible en el Sector Salud. Además, si una persona quisiera comprar el medicamento, tendría que desembolsar más de $10,000 pesos para comprar un frasco con 30 pastillas por lo que es muy complicado, por no decir imposible que en nuestro país se obtenga en las condiciones actuales. En Estados Unidos, debido a que su sistema de salud depende principalmente de aseguradoras privadas, la PrEP es mucho más accesible y se ha convertido ya en un tema común para los hombres gays, particularmente aquellos que practican bareback, aquellos que usan drogas de fiesta y quienes se dedican al trabajo sexual.

Entonces, ¿por qué hablar de la Profilaxis Pre-Exposición si no hay acceso a ella?

Bueno, últimamente es fácil entrar a alguna app de ligue para smartphones y encontrar perfiles de personas que dicen estar en PrEP. Algunos de ellos pueden haber conseguido el medicamento en EU donde algunas organizaciones lo dan de manera gratuita o muy barato. Otros quizás estén consiguiendo el medicamento en el mercado negro. Además, diferentes instituciones de investigación podrían comenzar pronto algunos protocolos de estudio con Truvada® en México para algunos grupos de HSH.

El hecho de que la PrEP sea casi 100% efectiva para prevenir el VIH no significa que debamos descuidar el uso del condón, ya que PrEP no protege contra ninguna otra ITS incluyendo VPH, hepatitis B y sífilis que en nuestra comunidad son más comunes de lo que te imaginas. Además, aunque no se han detectado efectos secundarios significativos, podría tener algún impacto en la salud a largo plazo ya que se recomiende que el PrEP se use por largos periodos de tiempo.

La PrEP no es lo mismo que la PEP, ya que ésta última es la Profilaxis Post-exposición, es decir, la que se usa hasta 72 horas después de haber tenido una relación sexual donde pudo haber habido un alto riesgo de contraer VIH. La PEP sí está disponible en México pero sólo en casos muy especiales.

No sabemos si en un futuro cercano pueda haber PrEP en nuestros países pero lo mejor que podemos hacer para prevenir el VIH es hacernos la prueba cada 6 meses y en caso de tener el virus, comenzar lo más pronto posible el tratamiento para mantener nuestra salud pero también, evitar transmitirlo a otras personas al tener una carga viral indetectable.

Y por supuesto, aunque suene a disco rayado, ¡USAR CONDÓN!