Foto: El Dinamo

Cada vez hay menos pretextos para que cualquier persona se realice la prueba del VIH y esta nueva alternativa es prueba de ello.

En Chile la tasa del VIH ha incrementado considerablemente en los últimos años y por esa razón se han tomado importantes medidas para que cualquier persona acuda a diversas universidades o a los hospitales para que se realicen una prueba completamente gratuita, sin embargo muy poca gente acude por pena o por miedo de saber el resultado.

Ahora en este país, específicamente en la capital Santiago de Chile, han implementado un nuevo método para que las personas que deseen hacerse una prueba puedan hacerlo de manera anónima, en las estaciones del metro Ñuñoa, Ñuble y Franklin es en donde han optado por poner auto test de VIH en las máquinas dispensadoras con un valor de 10,000 pesos chilenos que equivale a 14.94 dólares.

Por medio de las redes sociales fue como se dio a conocer esta noticia pues comenzaron a publicar fotografías en Twitter en donde se pueden ver claramente estas máquinas dispensadoras de comida los auto test de VIH.

Foto: Twitter

María Paz Bertoglia ha trabajado en el Instituto de Salud Pública y comentó que esta nueva prueba está aprobada por el Instituto y tiene un alto nivel de confiabilidad, pero eso no significa que el resultado que arroje sea el definitivo, siempre es necesario realizarse una segunda prueba para descartar todas las posibilidades.

Este auto test no se realiza por vía oral como lo son la mayoría, en este viene un pequeño instructivo que te va indicando paso a paso cómo funciona y qué es lo que tienes que hacer, viene con los elementos necesarios para que tu dedo sea pinchado y así poner una cantidad de sangre en un dispositivo parecido al de los test de embarazo, hay que esperar 10 minutos para que el resultado aparezca.

Este nuevo acontecimiento ha sido muy bien recibido por los ciudadanos de Santiago de Chile y esperan que próximamente lo habiliten en más máquinas dispensadoras para su fácil acceso y llegue a ser tan normal como comprarte una bolsa de frituras.

¿Comprarías una prueba en el metro?