Foto: Twitter

A él no le importa si es gay o no, lo único que quiere es que sea feliz y que sepa que en este difícil camino no está solo.

Erick Endres es un joven estadounidense como cualquier otro, tiene un trabajo, le gusta la fotografía y tomar café, pero lo que lo hace diferente a los demás es que tiene un hermano menor que lo ama tal y como es y lo apoya incondicionalmente.

Hace unos días cuando Erick iba regresando de trabajar se encontró encima de su almohada un sobre con su nombre, él no tenía ni idea de lo que pudiera ser, sin embargo al comenzar a leerla se dio cuenta que se trataba de una carta escrita por su hermano pequeño.

La carta decía:

Erick,

Solo quiero que sepas que te amo. No tenemos tiempo en esta vida para estar tristes u ocultar quiénes somos en realidad porque, antes de que te des cuenta, podría ser demasiado tarde. Ama a quien quieras, solo ama mucho, yo te apoyo y te apoyaré de cualquier manera posible.

Sé que no somos los más cercanos, pero solo quiero que sepas que sé y no (ilegible) porque no te cambia como persona.

Entonces, si alguna vez necesitas sacar algo de tu pecho, estoy aquí. ¡No tienes que encontrar tu identidad solo! Me encanta, me importa y te apoyo, Erick.

Amor, Sean

Foto: Twitter

Erick quiso publicarlo en cu cuenta oficial de Twitter porque sintió que con ese tipo de pequeñas acciones podía de alguna manera ayudar a alguien que se encuentra luchando como él lo está haciendo.

Poco después de mostrar su carta, los comentarios positivos inundaron su cuenta, en la mayoría lo felicitan por tener un hermano tan amoroso, en otros le agradecen que haya compartido algo tan íntimo para que más personas que se sienten identificados con él puedan darse cuenta que siempre va a existir alguien que los ama y los apoya de manera incondicional.

Es inevitable sentir bonito al leer lo que este pequeño escribió.