Foto: Clarín

Un informe emitido por Philip Ruddock pide discriminar a alumnos y maestros por motivos de orientación sexual e identidad de género.

Recientemente fue publicado un informe por parte del ex fiscal general de Australia, Philip Ruddock, quien desde hace tiempo se ha pronunciado en contra de los derechos de la comunidad LGBT+ intentando prohibir la adopción homoparental y oponiéndose a la unión de parejas del mismo sexo.

En dicho informe, Philip Ruddock solicita a la Ley Federal de discriminación sexual que le permitan a las instituciones religiosas discriminar a cualquier alumno o maestro por motivos de orientación sexual e identidad de género. Todo esto con el fin de cuidar la salud mental de los niños que estudian en estas instituciones y para que su ética se ajuste a sus creencias religiosas.

En caso de que este informe proceda, todas las modificaciones que se realizarán a la Ley Federal de discriminación sexual se aplicarán a las nuevas inscripciones de los estudiantes y a los contratos de los futuros profesores.

Foto: El Diario de Chihuahua

Philip Ruddock quiso dejar en claro que también quede prohibido que las instituciones religiosas renten sus espacios para celebrar matrimonios igualitarios y propone que se haga una Ley de discriminación religiosa para que ya no sea ilegal discriminar.

Mira también: Estudiantes de escuela católica defienden a profesor homosexual

Ante esta situación, el primer ministro Scott Morrison rindió su declaración:

Nuestro gobierno considerará los detalles y dará a conocer nuestra respuesta después de que haya pasado por un proceso de gabinete adecuado. Protegeremos la libertad religiosa y lograremos el equilibrio. Cada propuesta se considerará con cuidado y respeto antes de tomar cualquier decisión final.

Solo queda esperar a que el gobierno de Australia tome su decisión para conocer cuál fue su veredicto.

Mira también: Las primeras bodas después de la aprobación del matrimonio igualitario en Australia

¿Cuál es tu opinión sobre esta petición?

Con información de The Sydney Morning Herald y Pink News.