Foto: Especial

A base de ‘terapias’ fraudulentas en las que incluyen métodos de tortura, violencia física o psicológica e incluso violaciones a mujeres lesbianas, estafadores prometen ‘terapias de conversión’ para ‘modificar la orientación sexual’ de las personas, algo no solo imposible de realizar, sino que también es un atropello a los derechos humanos.

España

Foto: Youtube/ Operación Triunfo

En la fotografía de arriba podemos ver a Marina, exconcursante del reality show Operación Triunfo. Ella no fue la primera concursante en besar a su novio al aire en televisión, pero sí la primera cuya pareja sentimental era transgénero. Las terapias de conversión se prohibieron en las comunidades autónomas de Madrid y Valencia.

Mira también: Operación Triunfo, el reality show que está reivindicando generaciones