Foto: Democracia en la red

En Bolivia un pequeño grupo de religiosos tienen la fiel creencia que los homosexuales tienen a un demonio dentro.

En Bolivia específicamente en La Paz, la comunidad LGBT+ se han manifestado en contra de un grupo de pastores evangélicos.

Esto se debe a que hace unos días el pastor Bautista Calderón mencionó en una entrevista que los demonios entran en las personas para destruirlas y son los culpables de que las personas sean homosexuales.

Por tal motivo le han pedido al alcalde de La Paz que los deje exorcizar a los homosexuales para quitarles el demonio que llevan dentro.

Dios nos ha dado la autoridad para aprender, expulsar y restaurar a esas personas.

La comunidad LGBT+ califica a estas declaraciones como absurdas, por lo que en pleno Día del Orgullo Gay muchos de los asistentes de disfrazaron de ángeles y demonios como una forma de protesta y desacuerdo a la forma de pensar de los pastores.

En pleno siglo XXI estas ideologías ya no deberían de existir.

Y tú ¿qué opinas?