Foto: Disney/ Narnia

Al momento de compartir nuestra orientación sexual, a los LGBT+ se nos añade el término ‘salir del clóset’. Esta es la razón.

La expresión ‘salir del clóset’ llega a nuestra vida homosensual en 1960; un modismo que hace referencia a compartir, de forma voluntaria, nuestra homosexualidad.

Se entiende entonces que ‘estar en el armario’ hace referencia a la reserva de que otros conozcan tu orientación sexual, algo que es totalmente válido.

Netflix/ Sense8

Mira también: Las 8 mejores salidas del clóset de nuestros seguidores

El origen de la expresión proviene directamente de la traducción de la frase anglosajona coming out of the closet, de donde se origina el concepto, y de otra expresión anglosajona: to have a skeleton in the closet, traducida como ‘tener un esqueleto en el armario’, que significa tener algo vergonzoso que no se quiere hacer público (aclaramos que ser LGBT+ o estar en clóset no tiene nada de vergonzoso, lo anterior es la traducción textual).

George Chauncey, profesor de Historia de la Universidad de Yale, escribe en su obra Gay New York:

La ‘salida’ de un hombre gay originalmente se refería a su presentación oficial en grandes manifestaciones colectivas, bailes de drag queens que se celebraban en Estados Unidos, a imagen y semejanza de los grandes bailes de máscaras que se organizaban en Nueva York, Chicago, Nueva Orleans o Baltimore en el periodo de preguerra.

‘El clóset’ aparece como símbolo de aislamiento, ocultación y miedo al rechazo.

¿Qué tal? ¡Con que eso era!…

Con información de El País y Petty.