Foto: EL UNIVERSAL Querétaro

Carlos Alexis Pérez, un policía de Querétaro, fue despedido por ser homosexual.

Por medio de un video publicado en la página de Facebook Reqronexión, Carlos Alexis Pérez Herrera denunció que fue despedido de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Querétaro por ser homosexual.

Carlos estuvo en la Academia de Policía por seis meses con un promedio de 9.7, convirtiéndose en el mejor de la generación. Posteriormente se integró como elemento activo durante tres meses, y más adelante le dieron una recesión de contrato por su orientación sexual y por levantar la voz.

Carlos es abiertamente homosexual, por lo que jamás ocultó su orientación sexual. Esto le causó grandes conflictos dentro de la corporación policíaca, pues desde que él entró lo apodaban como “el torcido”, “el jotito”, “el amanerado” y “Alexia”, lo que provocaba las burlas de sus compañeros; sin embargo, esos insultos solo lo impulsaron a demostrar sus ganas de servir.

Foto: Facebook Reqronexión

Según el testimonio de Carlos Alexis, el director de la policía municipal Juan Fernando Plazas Arias lo mandó llamar junto con su equipo de operación después de haber realizado un operativo. Este comenzó a insultarlos porque habían cometido una falta —falta que, hasta la fecha, aún no saben cuál fue— y ordenó que tenían que acudir con el encargado en turno para pedirle una disculpa, con el fin de que los dejara continuar laborando en la Secretaría de Seguridad Pública.

Más adelante, Juan Fernando volvió a llamar a Carlos y le dijo que él no iría con el encargado, que lo había pensado mejor y que Carlos no seguiría en la policía debido a que «tiene una personalidad muy débil para poder continuar», mientras se burlaba de él y de su contrato.

Una vez que esto sucedió, Carlos presentó una denuncia en Derechos Humanos a pesar de que el titular de la Secretaría de la Seguridad PúblicaJuan Luis Ferrusca Ortiz, ya conocía la situación y no hizo nada al respecto.

Mira también: Profesor gay es obligado a renunciar por casarse con su pareja

Carlos quiso hacer pública esta situación para que otras personas no tengan que pasar por lo mismo:

No busco una reinstalación, solo quiero que nadie más por su preferencia [orientación] sexual vuelva a pasar este tipo de cosas. No me interesa pertenecer a una institución bastante desprestigiada.

Hasta el momento Derechos Humanos de Querétaro no ha hecho nada al respecto, únicamente le dijeron a Carlos que lo iban a revisar y que harían las averiguaciones necesarias.

Puedes ver el video completo aquí.

¿Hasta cuándo entenderán que la orientación sexual no influye en el desempeño laboral?