Ambientada en Nueva York, a mediados de los años ochenta Ángeles en América: Una fantasía gay sobre temas nacionales es una aclamada obra teatral que habla sobre la crisis del VIH/SIDA en aquella época…

Desde los años noventa esta puesta en escena del dramaturgo Tony Kushner, la cual le ha valido innumerables premios, entre ellos el Premio Pulitzer en 1992. Y desde su debut en Broadway, esta obra no ha hecho más que coleccionar éxitos debido a la sensibilidad y el humanismo con el que trató el que entonces era un tema sumamente controvertido.

Tony Kushner. Foto: Instagram

La crisis del VIH/SIDA, como sabrán, se volvió todo un tema político (recordemos que en aquel entonces Estados Unidos vivía la era de Ronald Reagan) y social en la década de los ochenta. El mundo se volcó aún más contra la comunidad LGBTI+ acusándoles de ser los propagadores de esta Enfermedad de Transmisión Sexual. Muchos otros creían también que el virus y la enfermedad que de este derivaba eran un castigo proveniente de Dios debido al pecado que las personas homosexuales cometían al tener relaciones sexuales.

El autor de esta obra tomó estos elementos para crear una historia que exploraba la crisis de deshumanización que muchas personas LGBTI+ vivieron a causa de las acciones poco efectivas que el gobierno de Reagan implementó y que dejó a quienes comenzaron a sufrir los efectos del VIH/SIDA indefensos y bajo el escrutinio de una sociedad moralista.

La obra está escrita en dos partes (El Milenio se aproxima y Perestroika) y la duración original de la puesta en escena se calcula en aproximadamente 7 horas. La puesta en escena relata la historia de Louis, un hombre judío homosexual quien descubre que su amante Prior tiene SIDA. También habla de la historia de Joe, un hombre homosexual que sigue en el clóset debido a la presión de su visión política (republicano) y religiosa (mormona) y que además está casado con una mujer: Harper. A medida que la pieza teatral de siete horas de duración avanza, Prior es visitado por fantasmas y por un ángel; Joe se encuentra librando una batalla entre su identidad sexual y sus creencias. Louis lucha con la culpa por haber abandonado a Prior y comienza una relación con Joe (sí, el que tiene esposa). Y plot twist, Harper es agorafóbica y su condición empeora cuando se entera de que su marido es gay. Además, intervienen dos personajes muy interesantes: el fantasma de Ethel y un enfermero (que antes fue una drag queen) llamado Belize.

Actualmente la obra se sigue produciendo en Broadway y no es ni más ni menos que Andrew Garfield que se encuentra entre el elenco además del gran Nathan Lane.

Pero eso no es todo…

El éxito de esta obra es tal, que su versión escrita ha vendido millones de copias alrededor del mundo y además existe una adaptación televisiva producida por HBO: Ángeles en América (2003) y que entre su elenco cuenta con grandes personalidades como *tono bíblico* Al Pacino, Meryl Streep y Emma Thompson. Así que es una recomendación que necesariamente deben ver o leer y que estamos seguros van a disfrutar, además de que les va a dejar un mensaje sumamente positivo sobre la lucha de toda una generación contra el VIH/SIDA y el estigma social.

 Sin duda esta es una de esas historias que son casi obligatorias para nuestra cultura y sobre todo para entender un poco más de lo sensibles que nos hace falta ser respecto al tema del VIH/SIDA.

Y tú ¿qué opinas?