Foto: Instagram

Gabriela Leyva Coronell es una poetisa y escritora originaria de Barranquilla, Colombia…

Autora del libro Azulada Luz, Gaby ha conseguido a su corta edad gran reconocimiento debido a la belleza de la poesía que escribe. Gaby Leyva es además, una chica orgullosamente lesbiana que comparte su trabajo tanto en Instagram como en YouTube.

La poesía de Gabriela es apasionada, romántica, pero también puede ser fría y desoladora. Desde hablar de las caricias que otras mujeres le han otorgado, hasta el dolor que pasó en el descubrimiento de su sexualidad, el viaje a través de su libro es seductor y fascinante.

Imagen: Amazon

Azulada Luz es un libro breve pero igualmente entrañable. La pasión con la que Gaby Leyva describe sus vivencias y desenvuelve entre sus versos nos revelan a una mujer genuina, amorosa, que se debate entre la búsqueda del amor y la soledad que también puede ser una grata compañera. Este es uno de esos libros perfectos para un viaje en carretera o para ayudarte a decirle a alguien especial lo que significa para ti y aunque es evidente el toque lesbosensual que la autora agrega a cada uno de sus textos, eso no quiere decir que cualquier persona que haya vivido el amor, la pasión y la desesperanza de una despedida, se pueda identificar.

El libro está disponible en Amazon a un excelente precio y pueden adquirirlo haciendo click en este enlace.

Pero además de atender temáticas sobre el romance y el olvido, Gaby Leyva no duda en exponer sus ideales como ciudadana, como mujer. Y en su poesía también retrata realidades de desigualdad e injusticia. Es una autora que no teme usar la palabra escrita para declarar su amor por alguien o para levantar la voz para defender una causa y por ello es que considero que su trabajo deber llegar a más personas de modo que esta chica siga adelante con sus sueños.

Disponible en amazon Recuerden que también está el e-book

A post shared by Gabrieley (@poesia_gclc00) on

Ojalá tengan la oportunidad de leer Azulada Luz y nos cuenten pronto su experiencia…

Y tú ¿qué opinas?