Estas parejas pudieron cumplir su sueño al contraer nupcias en un país que no les discrimina o persigue por su orientación sexual.

Fue a través de una convocatoria en la que la marca de accesorios y artículos para el hogar Hema ofreció a parejas del mismo sexo que viven en países donde aún el ser LGBT es penado casarse en Ámsterdam, primer lugar en el mundo donde fue legal el matrimonio igualitario.

Dos parejas gay y una pareja lésbica fueron los afortunados ganadores que viajaron en compañía de algunos familiares y amigos a la capital de los países bajos.

Originarias de Rumania María y Andreea se conocieron hace 18 años.

Hemos vivido juntas durante tantos años y nos hemos considerado una familia desde el primer momento. Queríamos casarnos por amor

Desde Georgia Simeon y Dimitar encontraron su boda como una oportunidad de visibilizar a las parejas LGBT; han estado juntos desde hace 12 años.

También de Rumania George y George son muy buenos amigos y cómplices de María y Andreea; se conocieron en 2004.

Si cualquiera de nosotros tiene un accidente, ninguno de nosotros podría tomar una decisión en nombre de los demás, solo los miembros de la familia podrían hacer eso

Explican sobre sus razones para casarse.

Mientras que sobre la homofóbia que viven en sus países aseguraron:

Ser gay fue un crimen, oficialmente, hasta el año 2000, así que no hace mucho tiempo amar a otro hombre podía ponerte tras las rejas (…) es fácil entender que a veces incluso las personas educadas no se sienten cómodas en nuestro país al ver a una pareja gay. Las cosas cambian, lentamente, pero ‘mantenerlo privado’ es ahora la regla tácita

Un video sobre la realización de estas bodas por parte de la marca está disponible.

Actualmente ser homosexual es ilegal en más de 70 países