instagram
instagram

tumblr_mz837jbboX1tp7q0oo1_500Debo comenzar este artículo confesando que yo era uno de esas shady bitches que se quejaba constantemente sobre la cantidad de Selfies ajenas que aparecen en Facebook, Instagram, Tumblr, Twitter y bueno… el resto… Era el que se encargaba de poner los ojos en blanco cuando alguien extendía un selfie-stick y que mantenía una cantidad de fotos propias en las redes en un nivel básico…

Simplemente lo veía con un signo supremo de vanidad y decadencia.

"Es extraño vivir en una cultura que agresivamente les dice a las chicas que su valor principal es su apariencia"- Laci Green
“Es extraño vivir en una cultura que agresivamente les dice a las chicas que su valor principal es su apariencia”- Laci Green

Pero hace poco, cuando me topé con un video de Laci Green, transmitido por Mtv Estados Unidos en su sección “Braless” (les dejo el video al final). La cápsula abordaba las cuestiones de imagen propia en las chicas, y tras procesar su idea medular llegué al siguiente razonamiento: ¿Por qué cuando yo, o cualquier persona, vemos fotografías de otros en las redes tendemos a irnos a los extremos, le idolatramos o le odiamos? Sin espacio para escala de grises, acribillamos a terceros por querer que los veamos mientras que adoramos a extraños.

En el primer caso, cuando alguien nos cae terrible por sus publicaciones, hay dos disyuntivas, la primera que estas acciones se hagan por atención, tu atención, y siendo así ¿cómo podemos culparlos? Es innegable la cantidad de información que atruena nuestras cabezas a diario, información que nos hace sentir que nuestro valor está indicado por cómo nos vemos y cómo nos perciben los demás. Hemos llegado al punto en que vale más vernos bien y parecer que nos sentimos bien a real y auténticamente estar bien. En el segundo caso, que no lo hagan por atención, entonces estamos tomando un papel que no nos corresponde al crear un criterio sobre ellos(as). ¿Es tan grave que alguien se sienta conforme y feliz con su propia imagen como para compartirlo con los “amigos” de las redes? Si es así ¿Qué más nos da?

tumblr_nuabj7ozWU1tfiauio1_500

De alguna forma la sociedad nos ha hecho creer que está bien tener cierto nivel de body-shame (o vergüenza corporal), pensamos que está bien no aceptarse con el fin de justificar cualquier crítica recibida y ya sea conscientemente o no, tiramos shade a los que se han quitado ese peso de encima. Considero que la influencia que la cultura popular ejerce sobre nosotros es más grande y desmesurada de lo que nos imaginamos. No todo el mundo es Nick Bateman, Zendaya Coleman o Mariano DiVaio, y no por eso decrece nuestra valía. Suena fácil, pero cierto es que caer en los hilos de la imagen perfecta y cómo conseguirla se enredan en el autoestima sin que uno se percate siquiera.

tumblr_nt2r3zH7MQ1qb6v6ro1_500Una encuesta de la University Of West England en 2012 mostró que el 12% de los hombres estarían dispuestos a perder un año de vida con tal de tener el “Cuerpo Ideal”, el 15% sacrificaría dos años y un alarmante 5% perdería más de diez años por lucir un “beach body”. En el mismo tenor la encuesta de Today Show/AOL en 2014 muestra que 63% de los varones siente de forma permanente que podría perder peso. Otras encuestas recientes en Reino Unido, hechas por HTC muestran que 75% de las personas utiliza las redes sociales para hacer su vida mas interesante de lo que realmente es; y aún así aproximadamente el mismo porcentaje admite juzgar a otras personas basados solamente en su foto de perfil de Facebook.

Relacionada: Narciso.

"Por favor den like a esta foto, me maquillé, ricé mi cabello, vestido ceñido y gran e incómoda joyería... Tomé más de 50 fotos hasta que encontré una que pensé que les gustaría, después edité esta selfie por mucho tiempo en muchas apps para poder sentir aprobación de parte de ustedes NO HAY NADA REAL EN ESTA FOTO"
“Por favor den like a esta foto, me maquillé, ricé mi cabello, vestido ceñido y gran e incómoda joyería… Tomé más de 50 fotos hasta que encontré una que pensé que les gustaría, después edité esta selfie por mucho tiempo en muchas apps para poder sentir aprobación de parte de ustedes NO HAY NADA REAL EN ESTA FOTO”

Essena O’Neill, modelo que hasta finales de octubre de 2015 sumaba miles de dólares en ganancias gracias a su cuenta de Instagram, borró 2000 de sus fotos sin previo aviso y cambió su nombre de usuario a: “Las Redes Sociales No Son La Vida Real”. A partir de entonces abrió la web “Let’s Be Game Changers” en donde muestra la verdad detrás de las imágenes que le hicieron famosa. Essena habla de problemas de autoestima, adicción a las redes sociales, odio y desvalorización propia y cómo fue perdiendo su vida al ganar fama, testimonios de una chica que desde los dieciséis años es reconocida única y exclusivamente por su imagen; las apariencias le hicieron quien era y también le destruyeron. O‘Neill aboga por hacer que la verdad sea dicha, la vida de las figuras públicas que admiramos no es perfecta, pero su trabajo es hacer que parezca que sí.

Está bien dar tu opinión en la web, finalmente es un método para transmitir y comunicar pero todo se pone feo cuando esa opinión lleva odio implícito, y está aún más errada cuando ese odio y esas opiniones se vuelven críticas contra ti mismo(a).

La cultura occidental en la que vivimos nos ha hecho creer que las características europeas son la epítome de la belleza absoluta…. Pero no es así, la belleza está en la universalidad de cada uno de nosotros (as).

Solo menciono los hechos y dejaré que ustedes mismos se hagan sus propios juicios, aún así no puedo dejar de aconsejarles que dejen a un lado las comparaciones. Vivimos en tiempos en los que los likes y los shares valen oro en el autoestima, la individualidad de las personas es un valor que ha perdido importancia en un mundo globalizado donde los cánones estéticos se nos dictan cada seis meses en pasarelas que son planeadas desde años atrás y que son recorridas por modelos que llevan una vida entera trabajando para lucir como lo hacen, sin mencionar la ayuda de los expertos en imagen. Es mejor aceptarse tal como eres y mejorar tu esencia a partir de eso.

tumblr_nkqpetvACd1sy3gbbo1_500

Imaginen una Frida Kahlo más preocupada por depilarse la ceja y sacarse el bigote que por pintar y amar, o un Albert Einstein que ocupara sus mañanas en peinarse y combinarse en lugar de dejar que su cerebro trabajara ¿Qué habría sido de la humanidad con un Gandhi que en lugar de ir a protestas pacíficas estuviera encerrado en un gimnasio? Hay belleza intrínseca e irrenunciable en cada uno y una, los estándares de esa belleza no deberían ser dictados ni por las redes sociales ni por modelos estéticos imposibles, de la misma manera que no debería haber ideales de estilos de vida, basta de comparar y mortificarnos. Las diferencias son los diamantes de las corona.

Así que al final pasé de hater de todos y todo en las redes sociales a amante de mis propias fotos, cambié el peso de mis ojos en blanco por un par de fotos shirtless y el mundo sigue girando.