¿Eres un Gold Star Gay? Descúbrelo con esta nota. / Foto: Towleroad

¿Ya sabías lo que es un Gold Star Gay? ¿Crees que sea una etiqueta ofensiva?

Cerremos los ojos y regresemos a ese episodio de The L Word donde están todas las chicas reunidas en la piscina de Bette y sale a colación el término Gold Star. Si no se acuerdan o no han visto la serie, les regalo la definición que la guapísima Bette Porter nos da al respecto: “(Un Gold Star Gay) es una persona gay que nunca ha tenido sexo con alguien del sexo opuesto“.

¿Por qué “Gold Star“?

Aunque el origen del término no está explícitamente esclarecido, se cree que podría ser una especie de sistema de recompensa como cuando estamos en la primaria. Si haces tu tarea y escribiste todas las palabras del dictado sin faltas de ortografía, la maestra o maestro te pone una estrellita dorada en la frente. En la comunidad LGBT+ sería: si no has hecho la cochinada con alguien del sexo opuesto, estrellita dorada para ti.

“Eso se merece una estrella”. / Imagen: Giphy

Yo no sé ustedes, pero a mí me brinca mucho este término porque, ¿qué sucede? Que entonces empezamos a usar esto para medir qué tan gay o no es una persona que, de por sí, se identifica como gay.

Aparte espérense, porque ya hasta se inventaron otra categoría que no es ni oro ni diamante, sino PLATINO, amikas. Un Platinum Star Gay sería no solo aquel homosensual que no ha comido papaya ni por error, sino el que ni siquiera la vio cuando nació. Así es, si eres gay, nunca has entrado en una vajayjay y nunca saliste de una porque naciste por cesárea, vendrías siendo lo que se conoce como Platinum Star Gay.

Mira también: No ser Golden Gay y vivir con ello

Imagen: Giphy

Aunque, la verdad sea dicha, no a toda la comunidad LGBT+ le gustan estos términos. De hecho, la mayoría piensa que son ofensivos y divisorios porque, como les dije antes, se usan mucho para hacer más o menos a un gay o lesbiana si ha compartido el lecho con alguien del sexo opuesto.

Imagen: Giphy

Entonces, ¿no ser gold star gay no me hace un peor o mejor gay?

Es correcto. No hay tal cosa como un “mejor” o “peor” gay. Y aclaremos algo: lo importante es cómo te identificas tú. Si tú sientes que eres gay, nadie puede decirte lo contrario. Sí, señores, aunque hayas comido más papaya que un fisicoculturista en la dieta de los diez días. Hay que recordar que muchos compatriotas homosensuales tuvieron encuentros heterosexuales no necesariamente por gusto, sino porque es lo que pensaban que tenían que hacer. Otros lo han hecho por curiosidad o para asegurarse de que en verdad batean para nuestro equipo. Incluso hay quienes tienen sexo buga porque es más sencillo.

Mira también: 5 formas en las que los heterosexuales nos usan en la peda

Además, ¿saben qué es todavía peor? Que hay personas a las que no les gusta e incluso les molesta salir con una persona que —aunque gay o lesbiana— haya tenido un pasado heterosexual. ¿Saben a qué se parece eso, bebés? A la discriminación que ejercemos hacia las y los bisexuales. De verdad, que el pasado sexual de nuestros ligues nos deje de importar. Al menos de esa forma. Seamos incluyentes entre nosotros y no busquemos más razones para dividirnos, que el mundo ya las tiene de sobra. Seamos nosotros y démonos… démonos mucho amor. ¿Para qué queremos tener estrellitas doradas, si podemos tener estrellitas de todos los colores?

¿Tú qué piensas? ¿Te parece ofensiva la etiqueta Gold Star Gay?

b