Los críticos la han catalogado ya como la “Moonlight” de este año ¿será?

Pocos saben que el personaje trans, Hedwig, del musical de broadway Hedwig and the Angry Inch ha sido interpretado por pocas mujeres, ya que por lo general ha tenido rostros como Darren Criss, Michael C. Hall y quién lo revivió a la fama, Neil Patrick Harris. Ella, Lena Hall le entró al quite alguna vez con la peluca de Hedwig, conociendo muy bien la obra de teatro pues ha interpretado por años al personaje, Yitzhak, uno de los intereses románticos de Hedwig en la obra, del cuál, ha sido acreedora del Tony como Mejor Actriz de un Musical. Dicho esto, y contextualizando que Hall también ha aparecido en GirlsThe Big Gay Musical y en Sex and the Cityhoy protagoniza su primer película, Becks (2017), una película lésbica que ha emocionado a la crítica en Estados Unidos.

Póster de la película “Becks” (2017)

Becks, la que ya resultó ganadora en el pasado LA Film Festival cuenta la historia de dos rockeras, Becks (Lena Hall) y Lucy (Hayley Kiyoko), quienes no son únicamente pareja en el escenario sino también románticamente, pasan por un mal momento y terminan de tajo su relación, llevando a Becks a una espiral de emociones inconclusas. Ella decide regresar a su casa, dejando así el ajetreo de Los Ángeles para regresar al muy católico St. Louis. Sin embargo, el regreso a casa no es todo paz ya que en el camino se va redescubriendo y se vuelve a enamorar, ahora, de una mujer casada con otro hombre, que no es más que quien fuera el bully de su infancia. 

Aunque suene medio melodramático, los directores Elizabeth Rohrbaugh y Daniel Powell, se alejan de cualquier convencionalismo y se enfrentan con valentía por primera vez a dirigir una película. Durante el filme podemos escuchar muchas canciones interpretadas por las propias, Hall y Kiyoko, lo que se vuelve un medio ideal para disfrutarlas en todo su talento. La película muestra muchas aceptaciones y enfrentamientos, por una parte, Becks tiene que aceptar que su noviazgo con Lucy la está llevando por un camino que no quiere tomar, por otro, se enfrenta a su católica madre (interpretada por Christine Lahti), quién aún no supera la sexualidad de su hija. Elise (Mena Suvari), quién es el nuevo interés romántico, tiene que enfrentar su sexualidad sobre el machismo de su esposo Mitch (Darren Ritchie).


Para Hall es muy importante relatar historias cercanas a la comunidad LGBT, pues es necesario darle voz a cada personaje que ha sufrido discriminación.

La cinta que trata temas como la madurez, aceptación, familia y amor, hace que sea una de las principales cintas a las que tenemos que ponerle atención este año.