Al rescate del amor entre Julián y Diego.

Es Manolo Caro un excelente director y escritor; entre sus éxitos la cinta ‘No se si cortarme las venas o dejármelas largas‘ y ‘La vida inmoral de una pareja ideal‘ por nombrar dos de mis favoritas. Es con ‘La casa de las flores‘ que el tapatío logra convencerme que mi elección por considerarlo uno de mis directores de cine mexicano favorito es la correcta.

Uno de mis personajes favoritos en esta serie de Netflix es Julián (Darío Yazbek), el inestable, irreverente y controvertido joven con momentos de lucidez absoluta y pendejismo total quien, junto con Diego (Juan Pablo Medina) lograron atraparme y volverme #TeamJuliego por siempre.

Pero no todo siempre ha sido ‘color de rosa’, y lo sabemos. En cada capítulo podemos ver las situaciones por las que este personaje atraviesa, sin embargo, una que no vimos fue un acto reprobable y por demás homófobo que ocurrió el año pasado, y no es más triste que dicho acto ocurriera fuera de la trama de la serie.

En la ficción, en una de las escenas, Julián y Diego están en una una tienda de artículos deportivos, mientras ambos actores están conversando Diego se acerca a Julián intentando propinar un beso en los labios del otro, quién de inmediato opta por rechazarlo de forma sutil volteando a ver a sus alrededores intentando corroborar que nadie en el entorno hubiera visto la acción.

Durante las grabaciones de la aclamada serie, Manolo exponía en sus redes sociales a Martí, la tienda especializada en artículos de deportes. Dicha tienda en la que, con permisos en mano y con la grabación a punto de comenzar, prohibiría la realización de la escena (antes mencionada) del beso entre ambos actores. Pues durante el ensayos de esta el gerente se habría acercado para interponerse.

Ya no pueden grabar, hay un beso gay y es peyorativo

Aseguraba el gerente, quien después pediría cambiar el guión o bien, retirarse.

Si la marca nos hubiera dicho desde un inicio que tenían ciertos lineamientos, ni siquiera nos hubiéramos presentado. Pero al ser desalojados de esta manera, simplemente por la temática de la escena, lo consideramos una discriminación que no queremos dejar pasar

Sentenciaban. La denuncia quedaría registrada en las redes sociales de Dario Yazbek

Posterior a la denuncia que Caro y su equipo hicieran en redes sociales, con eco de amigos del medio sentenciando el reprobable acto y el alboroto de los internautas, la cadena aparecía con un comunicado

Esta forma de actuar obedeció a una decisión individual que de ninguna manera refleja la forma de pensar ni las políticas de Deportes Martí (…)

Deportes Martí se reitera como una empresa incluyente y libre de discriminación de género, raza, etnia, orientación sexual o por cualquier otra condición.

El comunicado finalizaría con una invitación a la producción para regresar a sus tiendas y poder concluir la filmación, siendo esta negada por Manolo.

Al final, la escena se realizó; Caro no dudó en cambiar de locación optando así por grabar con la competencia, Innovasport; la escena la pudimos ver así:

Ahora lo sabemos; Innovasport salvó el día. ¿listos para ir por nuestros artículos favoritos?

b