INFIELICIDAD (2015)

Durante los años setenta, un prolífico director mexicano haría su aparición en las carteleras, provocó polémica entre las clases conservadoras y dio un atisbo de representación homosexual en la filmografía mexicana: Jaime Humberto Hermosillo, cuyos personajes se alejan de la sordidez y el amaneramiento; más carnales y sumamente pasionales.

Héctor Bonilla, el objeto del deseo en los filmes de Humberto Hermosillo

Su primer película, El cumpleaños del perro (1975) muestra a un joven Héctor Bonilla como el objeto del deseo de su padrino, interpretado por Jorge Martínez de Hoyos; la cinta trata sobre un joven y atractivo profesor de educación física (Héctor Bonilla) que mata a su esposa para refugiarse en la casa de su padrino, sastre maduro, cuya obesa esposa quiere denunciar al joven. El sastre, a su vez, la elimina para escapar junto con su ahijado.

En Matinée (1976), la homosexualidad se encarnaría en una pareja de ladrones que se conoció en la cárcel y que ahora intentan robar la Basílica de Guadalupe; nuevamente, Héctor Bonilla utilizaría su sex-appeal para enamorar a Manuel Ojeda.

Con Las apariencias engañan  (1977), Hermosillo jugó con las conciencias del público al sorprender con un personaje que no se había representado en el cine mexicano, un carácter hermafrodita -más cercano a un personaje transexual- con el propósito de cuestionar la ambigüedad y la naturaleza dual masculina:

Las Apariencias Engañan, 1977

Un actor (Gonzalo Vega) es contratado por un amigo (Manuel Ojeda) para hacerse pasar como el hijo perdido de un anciano enfermo en Aguascalientes. La idea es que este hombre permita el matrimonio de su sobrina (Isela Vega) con el amigo, quien lo cuida, y a la cual no deja casar. En realidad la sobrina es el hijo, ahora transformado en mujer. El actor se siente atraído por la mujer. En esta cinta, el personaje del amigo besa al actor ante su rechazo, pero declara con orgullo su homosexualidad. 

Pero fue, Doña Herlinda y su hijo  (1985) la que en tonos de comedia, se burlaría de lo que oculta la sociedad mexicana para aspirar a ser “gente común”.  El film nos cuenta la historia de un médico maduro llamado Rodolfo (Marco Treviño) que tiene un romance secreto con un joven estudiante de música de nombre Ramón y apodado Moncho (Arturo Meza). Rodolfo decidirá vivir con Ramón en la casa de su madre, para tenerlo más cerca y disfrutar de su amor. La madre de Rodolfo, llamada Herlinda (Guadalupe Del Toro) comienza a sospechar que Moncho es algo más que un amigo para Rodolfo. Ella quiere que su hijo se case con una mujer para poder ser abuela y disfrutar de sus nietos. Así, Herlinda le prepara a su hijo una citación con Olga, una chica que busca destacar profesionalmente y con la que acabará casándose para contentar a su madre. El colmo de todo es que Olga y Rodolfo tendrán un hijo, algo que doña Herlinda tanto deseaba. Y para colmo, será Ramón su padrino, el cual se quedará también a vivir en la casa.

En 2002, dirigió la cinta eXXXorcismos, donde Alberto Estrella interpreta a un velador que en una noche de su trabajo realiza un ritual para contactar al espíritu de su viejo amante, Pedro (José Juan Meraz), quien se suicidó al no poder cumplir con su amor prohíbido. La cinta es muy teatral y está filmada con planos largos, monólogos extensos y apasionados. Graba sin problemas al interior de un pasaje comercial donde las cámaras no se reflejan y nos introduce en la intimidad de estos personajes.

eXXXorcismos (2002)
El malogrado amor de Sebastián

Adaptando la novela de Luis Gonzalez de Alba, Jaime Humberto dirigió en 2003 El malogrado amor de Sebastián, sin embargo, se estrenó en 2006.  Sebastián conoce a Antonio y entre ambos surge un amor a primera vista. Pero los obstáculos no se hacen esperar. Leonardo Garti Manuel Medina protagonizan.

Otras películas de Hermosillo que ha realizado reciéntemente: Amor (2006), donde el realizado juega con la ficción y la realidad; El vicio amoroso (2009), donde el director apostó por las nuevas tecnologías al crear un filme exclusivo para ser visto en computadoras, ipods y teléfonos celulares; e InFielicidad (2015) donde  toma casi por completo la forma del teatro y dosifica la acción en cuatro actos perfectamente separados uno de otro que van construyendo una efectiva reflexión sobre la infidelidad.

INFIELICIDAD (2015)

Sin duda, Hermosillo ha forjado una filmografía de historias que retratan la doble moral mexicana, la sexualidad vista con naturalidad y sobre todo con credibilidad. Hoy es momento para comenzar a ver este tipo de cine, necesario para ser analizado y aplaudido por su valentía.

b