Foto: El Confidencial

No todos los médicos estuvieron de acuerdo con esta clasificación, pues dudan que el sexo pueda ser adictivo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el sexo compulsivo o el comportamiento sexual compulsivo está clasificado como desorden de salud mental dentro de la lista de Clasificación Internacional de Enfermedades.

La OMS define el comportamiento sexual compulsivo como:

Un patrón persistente de falla para controlar los deseos sexuales o impulsos sexuales intensos y repetitivos que resultan en un comportamiento sexual repetitivo.

Para que una persona esté considerada parte de esta clasificación, es porque padece un comportamiento sexual compulsivo, este trastorno debe de tener una duración de al menos seis meses en donde experimente una angustia considerable como resultado de su necesidad de tener sexo.

Foto: HuffPost México

Cabe mencionar que esto, no está relacionado con el número de personas con las que se tenga sexo o cuanto sexo practique, va más enfocado en las actitudes que produce tener sexo, es decir, cuando el sexo se convierte en el centro de esa persona, descuidando su salud, su cuidado personal, actividades, intereses y responsabilidades por mencionar algunas.

Este desorden puede interferir en el trabajo, en la escuela o en sus relaciones de pareja ya que por más que quieran resistirse a su necesidad de tener sexo, no logran conseguirlo.

Claro que este trastorno no va ligado con los actos delictivos que las personas que lo padecen vayan a hacer, un experto de la OMS Geoffrey Redd explicó:

Esto no excusa el abuso sexual o la violación, de la misma manera que ser alcohólico no excusa de conducir un auto en estado de ebriedad.

El pasado mes de junio actualizaron la lista de enfermedades en donde también incluyeron como enfermedad mental la adicción a los videojuegos.

Y tú ¿qué opinas?