Las vacunas que previenen el virus del papiloma humano (VPH) por lo regular, sólo están disponibles en el Sector Salud para las niñas, con el fin de evitar el cáncer cérvico-uterino. Sin embargo, los hombres gays y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) también tenemos un alto riesgo de contraer VPH y que este provoque verrugas genitales e incluso cáncer orofaríngeo o ano-rectal. A pesar de ello, las vacunas pocas veces están disponibles para nosotros y por lo general, se pueden encontrar en clínicas privadas por más de 5mil pesos.

¡Pero tenemos buenas noticias! Actualmente, la Clínica Condesa-Iztapalapa del Gobierno de la Ciudad de México en colaboración con el Instituto Nacional de Salud Pública, están llevando a cabo un proyecto de investigación con el cual se ponen vacunas para nosotros de forma gratuita. Pueden participar personas de 18 a 44 años de edad, sin importar si han tenido VPH y sin importar si tienen o no VIH.

Si bien lo ideal es ponerse la vacuna antes de tener una vida sexual activa, se ha demostrado que la vacuna ayuda a prevenir futuros casos de condilomas o cáncer incluso en aquellas personas que ya tienen algún o algunos tipos de VPH. Además, antes se creía que los beneficios eran sólo para menores de 30 años, sin embargo ya se ha mostrado que los beneficios pueden darse hasta entrada la década de los 40.

¿Qué tendrás que hacer si quieres ponerte la vacuna? Al ser un proyecto de investigación, no es nada más llegar y que te pinchen con la jeringa sino que habrá varios pasos que deberás completar:

  1. Acudir a la Clínica Condesa-Iztapalapa de lunes a viernes de 7:30 a 1:30pm, la cual se ubica en la Unidad Vicente Guerrero, cerca del Metro Constitución de 1917
  2. Un equipo de expertos te explicarán en qué consiste el proyecto y verán si eres elegible para participar
  3. Darás tu consentimiento una vez que tengas toda la información y se hayan resuelto tus dudas
  4. Contestarás un cuestionario en una computadora, que dura aproximadamente media hora, sobre tus prácticas sexuales, consumo de tabaco, alcohol y drogas, auto-eficacia entre otros temas.
  5. Tomarán muestras de saliva y de mucosa anal a través de un enjuague bucal y un hisopo de algodón
  6. Te pondrán la vacuna, la cual normalmente no provoca ningún efecto secundario o si lo provoca, tienden a ser muy leves por unas cuantas horas
  7. Después de algunos meses, regresarás por otra dosis de la vacuna ya que es necesario un refuerzo.

Todos los datos que brindes a los investigadores son anónimos y confidenciales. Al ponerte la vacuna y dar tus muestras, estarás protegiendo tu salud y también estarás contribuyendo a que haya un mayor conocimiento sobre el VPH y su prevención en México.

Las vacunas son sólo para personas de la Ciudad de México y área metropolitana. Para mayores informes, llama al 5581456621 o escribe un correo a estudiocondesavph@gmail.com

Y tú ¿qué opinas?