Foto: Men 2 Men

Desgraciadamente, México no se salva.

En el mundo aún hay países que consideran la homosexualidad como una enfermedad, o peor aún, que no se han tomado la molestia de reconocerla como parte esencial de la sociedad, y ésta sigue siendo ilegal allí.

Según los últimos cálculos realizados por expertos en el tema, existen 400 millones de personas LGBT que han sido criminalizadas debido a su orientación sexual o identidad de género, muchos de ellos han pagado con su propia vida el precio de vivir o visitar un país atrasado en materia de derechos LGBT.

Hay países que incluso han echado atrás proyectos de ley con tal de castigar la homosexualidad, incluso con penas de muerte, como en Uganda. En este país, las personas lesbianas y gays son castigadas hasta por siete años.

En general, África es un continente donde nuestra naturaleza LGBT no es vista con buenos ojos. Pero no es el único, y esto lo sabemos muy bien en México y en el resto de América Latina e incluso en América del Norte. Por eso, queridos homosensuales, les sugerimos que si piensan visitar los siguientes países sean muy precavidos, si no quieren pisar la cárcel o algo peor :(.

ÁFRICA

La violencia contra la comunidad LGBT en este continente es constante, pese a la resolución por parte de algunos países en condenar los actos de LGBTfobia en más de 50 países miembros de la Comisión Africana de Derechos Humanos.

Casos como el de Tanzania (amenazó con publicar nombres de personas LGBT) y Egipto (arrestarán a los homosexuales en plena calle) son evidencias de que el atraso que vive la región no solo es en materia económica sino, también, en términos de derechos humanos LGBT.

Foto: Desastre

ASIA OCCIDENTAL Y CENTRAL

Países como Irán, Yemen, Afganistán, Sri Lanka, entre otros, han adoptado medidas cautelares para condenar las muestras de cariño lésbico o gay en plena calle, e incluso al interior de las propias casas. El delito más grande contra las personas LGBT es la ¡pena de muerte!

Hace dos años, en 2016, India se reveló como un país homofóbico al votar en contra de la resolución de la Asamblea General de la ONU a favor de los matrimonios homosexuales.

Foto: Desastre

CARIBE

Muchos de migrantes que viajan a Estados Unidos en busca de una vida mejor, son personas trans. La violencia de pandillas que asola sus países de origen (El Salvador, Guatemala), los orillan a migrar. De hecho, el primer asesinato que Antigua registra en 2018 fue un ataque homofóbico en contra de un hombre homosexual. Jamaica perdió a Dexter Pottinger, activista LGBT que fue asesinado en su casa.

A niveles demenciales, un obipso evangélico llamado Charleswirth Browne aseguró que si en Antigua se legaliza la homosexualidad, «el país sufrirá la ira de Dios».

Sin embargo, no hace falta viajar tan lejos para saber que México, al igual que muchos otros de los países de Latinoamerica, pertenecen sin problema a este radio de violencia contra las personas LGBT, la cual no solo agrede a los residentes sino también, como en el caso de lo sucedido en Puerto Vallarta, afecta al turismo extranjero LGBT.

Foto: OAS

La lucha por la legalización de nuestros derechos es ardua, y aún falta más. ¡Sigamos en pie de guerra luchando por respeto!